Día 7 – Tamarindo

Para hoy hemos planeado el primer día puramente playero y de relax del viaje.

Nos levantamos a las 7 para aprovechar bien. Voy a salir a correr por primera vez en el viaje, así que me calzo las zapas y salgo a trotar un rato en terreno costarricense, que eso de correr en otro continente también tiene su aquel. Estas mismas zapatillas también han pisado suelo africano y asiático.

En fin, que no duro más de 22 minutos corriendo. A las 8 de la mañana ya cae a plomo y además, tras 10 minutos corriendo ya me he salido del pueblo y me meto en la carretera, así que decido volver. Pero jo, cómo me apetecía.

Vamos al Banco de Costa Rica a reponer capital, intentando no pensar en las comisiones que nos van a clavar, y luego a buscar un buen sitio para desayunar a orillas del mar.

Lo encontramos! Desayuno espectacularmente bueno con preciosas vistas. Exceptuando el café que vuelve a ser una estafa ( la estafa del café costarricense), con lo demás disfruto como nunca. Ya tenía ganas de cambiar los huevos por fruta, que me había comido en 5 días los que me como en un mes en España.
Me acojono un poco al confundir una iguana gigante con un caimán ( hay un río cerca), por lo demás, un sueño. Pequeños placeres que recordar cuando me como mi tostada de pan integral con una loncha de pavo, en la oficina y delante de la pantalla del ordenador.

image

image

image

Tras el desayuno, playa, sin más. Relax y ya.

Después volvemos al jazz’s a repetir el menú de ayer. La ensalada hawaiana con pollo va a ser desde ya un must en mi alimentación española habitual.

Después de comer, más playa, tras reponer cervezas en el super para el baño piscinero nocturno. Y aprovechamos para un baño diurno también, que estamos solos.

Habíamos pensado alquilar una tabla de surf para enredar por la tarde cuando la marea está alta, que es el mejor momento. Por 10$ te la alquilan todo el día, pero se nos hace tarde y decidimos que no valía la pena, mejor dejar el surf para Manuel Antonio o Dominical, nuestros próximos destinos.
Y menos mal, porque no hay casi olas, y además llueve un poquito.

Nuevamente vemos atardecer dando un paseo por la playa y repetimos fotos de ensueño, que sigo sin poder mostrar. Durante los paseos, ya sea por la playa o por la calle, nos ofrecen marihuana y cocaína así como 35 veces, en mi opinión atraídos por la barba de vagabundo de Iván.

Volvemos al hotel y tras el baño en la piscina, que hacemos solos otra vez, compruebo al ir a ducharme que he adquirido mi típico moreno Michael Jackson de todos los años. Consiste en franjas y manchas rojas alternadas con mi blanco nuclear habitual, allí donde el factor 50 no ha penetrado lo suficientemente.

Tras marear un rato a la mujer del hotel, decidimos comprar plaza en una buseta que nos llevará a Quepos ( para recalar en Manuel Antonio). Hemos desechado Montezuma, porque eran 50$ de viaje por 3 horas, y además es parecido a esto, mientras que Quepos es el mismo precio, más bonito y nos pilla más cerca de San José, para luego volver. Ya mencioné el despropósito de las distancias de aquí. Además, Melania (la recepcionista) nos dice que Manuel Antonio es más bonito. Así que decidido y billetes comprados.

Después nos vamos a cenar al Green Papaya, un sitio muy bonito y algo escondido que viene recomendado en Trip Advisor con un 5 de 5.

A pesar de no ser caro nos comemos la que para mí ha sido la mejor comida hasta ahora, obviamente no costarricense.

image

image

Taco vegetal y quesadillas vegetales

image

Los mejores nachos caseros, típicos de aquí, que me he comido nunca, y recién hechos

Como es el último día, nos vamos a tomar algo al sitio con más ambiente que encontramos, el Sharky’s (abuso del genitivo sajón por doquier), que es un gringo bar karaoke lleno hasta la bandera.

Nos tomamos una cerve mientras observamos el ritual de flirteo americano, porque no se puede bailar, pero tampoco hablar de tan alta que está la música, y al hotelito, a dormir en la gloria en nuestro último día aquí.

Esperamos no echar de menos nuestro palacete… Manuel Antonio nos espera mañana con los brazos abiertos, PURA VIDA!

Anuncios

2 Respuestas a “Día 7 – Tamarindo

  1. Pingback: Día 7 | Noticias de mi Tierra·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s