Carrot cake

Lo que viene siendo la tarta de zanahoria de toda la vida, pero es por darle un toque internacional al blog, yo que soy chica de mundo XD.

Pues es esta una tarta que me vuelve literalmente loca, y que además es mi dulce más alabado por la gente que me quiere. Tras hacerla unas cuantas veces, mezclando recetas e ingredientes de aquí y de allá, creo que he dado con la receta perfecta. Está realmente espectacular de buena, hacedla que no os arrepentiréis.

Me la quería llevar a la tumba, pero al final sucumbo, y la comparto 😉

INGREDIENTES

Bizcocho
– 250 grs de zanahorias
– 80 grs de nueces (o avellanas, igual de bueno en ambos casos)
– 1 puñadico de pasas sultanas (no hay medida, un puñao es un puñao, no muy grande)
– 4 huevos
– 200 grs de azúcar blanca (si sois super naturales se puede sustituir por azúcar moreno, pero no la he probado a hacer así, requerirá más cantidad)
– 1 naranja
– 250 grs de harina de reposteria (también vale la integral, yo la hecho con las 2 y lloras en ambos casos)
– 150 ml de aceite de oliva virgen extra (si tiene mucha intensidad te sale un bizcocho muy potente)
– 2 sobres de gasificante para repostería
– 1 cucharadita de canela
– 1 cucharadita de jengibre molido

Relleno: Frosting de queso
– 250 grs de queso crema (tipo philadelphia)
– 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente
– 80 / 100 grs de azúcar glass (pecar de poco, siempre se puede añadir)
– 200 grs de nata líquida para montar
– 1 cucharada de esencia de vainilla, sino tienes azúcar vainilla, como una cucharada, también vale.

ELABORACIÓN

1.- Triturar las zanahorias (lavadas, yo no las pelo porque así tienen más vitaminas y es menos coñazo, ya de paso).

2.- Triturar las nueces y las pasas.

3.- Poner en un bol los huevos y el aceite y añadir las zanahorias y las nueces y las pasas y mezclar bien.

4.- Añadir a la mezcla el azúcar, la canela, el jengibre y la ralladura de la naranja (rallada finita). Volver a mezclar bien.

5.- Por último añadimos la harina y gasificante y mezclamos todo de nuevo, haciendo una masa homogénea.

6.- Untas un molde desmontable (redondo) con aceite o si tienes de silicona has triunfado totalmente y no te hace falta ni engrasar, pero engrasa por si acaso que luego fastidia mucho que se rompa al desmoldar. Precalienta el horno arriba y abajo a 170º (unos 10 minutos suficiente).

7.- Echas la mezcla en el molde y lo horneas durante unos 40 minutos (es orientativo, cada horno es un mundo, lo puedes ir pinchando con una brocheta, si te sale manchada es que le queda un poco aún. Intenta no abrir mucho el horno de todas maneras). Si ves que se chuscarra por arriba le pones un papel de plata por encima. Ah, meter a media altura, para que le dé igual de calor arriba y abajo.

8.- Cuando lo saques, dejas enfriar un poco, pero lo justo para desmoldar cuando antes, es mi consejo. Una vez desmoldado lo dejas enfriar del todo.

9.- La crema te aconsejo hacerla antes, pero también la puedes hacer en lo que te enfría el bizcocho. Hay que montar la nata, si tienes batidora de varillas eso que ganas, y sino a mano, con el azúcar (consejos, la nata ha de estar bastante fría, y mejor en bol de aluminio – que también suelo meter en la nevera al igual que los utensilios -).

10.- Cuando tengas la nata montada añades el queso crema y la esencia de vainilla o el azucar vainillado, y lo mezclas todo bien.

11.- Por último hacer una pomada con las mantequilla (a temperatura ambiente la aplastas con un tenedor y la bates hasta que se haga una pomada. Ojo con los grumos de mantequilla que luego da gena si te los encuentras en el frosting).

12.- Añadir la mantequilla a la crema de queso y mezclar muy bien, que quede muy homogéneo.

13.- Tapas con film y a la nevera para que repose y coja cuerpo, que el bizcocho aún estará cachondo (caliente ;)).

14.- Cuando el bizcocho esté frío viene la parte chunga, que es cortar por la mitad, y si eres un súper crack, y si lo eres ya me dirás cómo lo has hecho, cortar el bizcocho en 3 láminas de más o menos igual tamaño (yo nunca he podido).

15.- Has de quitar las capas de bizcocho para poder rellenar con la crema, si ves que se te rompe te puedes ayudar con un plato, una tapa de sartén o similar.

16.- Pones la crema y vuelves a tapar con el bizcocho (si tienes 3 discos igual necesitas más frosting, pero no creo que lo consigas, jejejeje).

17.- Por último cubrir la superficie con la crema, por los lados también y a disfrutar de una maravillosa tarta que no podrás parar de comer.

Decoración

A tu gusto total. Le puedes poner nueces, avellanas, chocolate blanco rallado, almendra crocanti… Cada uno puede aplicar su propio rock’n’roll.

197123_10151401206147955_1659459521_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s