Pasteis de Belem

He aquí otra receta para golosones. Está adaptada de la receta del comidista, un tipo que me cae muy simpático, al que sigo y del que suelo hacer bastantes recetas.

En este caso he cogido la base de su receta http://blogs.elpais.com/el-comidista/2012/11/pasteles-de-nata-belem.html pero le he dado una vuelta, porque los pasteles de nata tienen que ser de nata, y no de leche! Vamos, digo yo. Evidentemente, ni los suyos ni los míos se parecen mucho a los auténticos pasteis de Belem, que en su receta original poseen cualidades orgásmicas, pero mi aproximación, al menos, es bastante bueno (en mi humilde y modesta opinión ;))

Estos los descubrí en mi viaje a Lisboa, y al igual que los millones de personas que hemos ido y los hemos probado, sucumbí irremediablemente a sus encantos. Así que están, para todos ustedes y en primicia mundial (bueno, no, pero da igual) 🙂

INGREDIENTES

Te salen muchos! Depende de los moldes, pero unos 20-26 seguro!

– 1 plancha de hojaldre
– 400 ml de nata 35% materia grasa
– 5 yemas de huevo
– 150 grs azúcar glass
– 3 cucharadas colmadas de maicena
– 1 piel de limón
– 1 vaina de vainilla
– 100 ml de agua
– Mantequilla para engrasar

ELABORACIÓN

1. En un bol grande mezclar la maicena con 50 ml de nata hasta que quede una masa homogénea.

2. Calentar el resto de la nata ( sin que llegue a hervir) e incorporar a la mezcla anterior. Mezclar bien, que no queden grumos.

3. Poner a hervir el agua con la piel de limón, el azúcar y la vaina de vainilla cortada en 2 transversalmente. Cuando hierva un poco apagar, retirar la vainilla y limón e ir incorporando poco a poco el almíbar al bol con la nata sin dejar de remover. Mezclar muy bien.

4. Dejar templar un poco e incorporar las yemas de huevo. Volver a mezclar de nuevo, tapar con film y dejar templar.

5. Ponemos el horno al máximo, 250 – 260 grados, calor arriba y abajo. Mientras vamos preparando el hojaldre, y los moldes.

6. Los moldes normalmente deben ser de metal, bajos y anchos, pero bueno, lo que tengamos. A mí al final, casi los que mejor me han salido son los que he hecho en los moldes de porcelana. Importante engrasarlos con mmantequilla.

7. Estirar el hojaldre un poco, que no esté muy grueso. Se puede hacer de dos formas (con resultados muy parecidos). La primera es cortar discos redondos de más o menos el tamaño del molde y acomodarlos dentro de este, estirando un poco y pegando a las paredes del molde, sin llegar hasta arriba.

La otra opción es estirar más el hojaldre, juntar dos láminas finas con mantequilla y enrollar la masa. Cortar trozos de unos 3-4 cm e ir esparciendo por el molde, desde la base hasta las paredes.

8. Llenar los moldes con la crema unos 3/4 de la altura del hojaldre.

9. Meter en el horno a media altura y hornear unos 10 minutos, hasta que el hojaldre esté hecho y la crema tostada.

10. Desmoldar y dejar templar en una rejilla.

Mejor comer templados o temperatura ambiente. Frío de nevera no están tan buenos.

Se les puede espolvorear azúcar glass y canela por encima si se quiere, pero así ya están fetén!

Disfruten!!

10371403_10152250600282955_3748948133784825610_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s