Croissant fácil de mantequilla

Los croissants (o cruasanes en su correcta forma en español) es una cosa que me chifla y vuelve loca a partes iguales, “bollerísticamente” hablando 🙂 but, no obstante, no es nada fácil encontrar unos buenos y crujientes y con mantequilla rica.

Una vez me embarqué en la ardua tarea de hacerlos a mano y oh Dios, llevan muchísimo trabajo!

Lo cierto es que no pude seguir la receta bien, los tiempos, los pliegues, las vueltas, aarg! Y bueno, me quedaron más con textura de pan quemao de mi tierra (Valencia) que como unos esponjosos y crujientes de una  pâtisserie francesa. Eso sí, de sabor, mu ricos.

En fin, que en mu segundo asalto al cruasán opté por la rapidez, la practicidad, y lo que viene siendo una apuesta segura: hacerlos con hojaldre ya hecho.

Haces los que quieras, los horneas, te los comes calentitos, y tan ricos! Ahí van.

INGREDIENTES
– 1 plancha de hojaldre fresco
– Mantequilla de la güena (no comprar la más cutrona del súper, porfaplis)
– Azúcar blanco
– Agua
– Harina

PREPARACIÓN

1. Estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla finita (espolvorear un poco de harina sobre la mesa de trabajo para que no se pegue).

2. Espolvoreamos un poco de azúcar por encima y le pasamos el rodillo unas cuantas veces para que se adhiera al hojaldre.

3. Ponemos a calentar el horno (arriba y abajo) a 220 grados.

4. Cortamos el hojaldre en triángulos alargados (isósceles, que aún me acuerdo del cole ;))

6. Los pintamos ligeramente con mantequilla derretida.

Una vez hecho esto le hacemos un cortecido en la parte corta del triángulo, cogemos los extremos y los vamos enrollando, estirando un poco hacia afuera, ya que estos serán los “bracitos” de nuestros mini cruasanes (I’m sorry pero no tengo foto del proceso, aunque sé que debería :().

Tendrían que quedar como en la foto, más o menos.

Yo los probé así de minis y quedaron guay, más grandes no me atrevo a aventurar resultados.

7. Le damos una capita suave de mantequilla por encima y al horno. Al menos 15 minutos, pero ir vigilando.

8. Preparamos un almíbar muy sencillo que haremos disolviendo 3 o 4 cucharadas de azúcar en agua templada.

9. Sacamos los cruasanes, los pintamos con el almíbar y horneamos unos 5 minutos más.

Y eso es todo amigos, si los acompañas de espumosos capuchinos, ¿qué más puedes pedir? 🙂

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s