Tarta Sacher con frambuesas

Una de mis tartas preferidas, y que, además, está deliciosamente buena. Esa combinación de chocolate con fruta es PURA VIDA, una experiencia extra sensorial que te llevará al séptimo cielo del placer 🙂

Seguro que estás deseando hacerla, así que, toma buena nota!

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho

– 250 grs de azúcar blanca

– 250 grs de harina para repostería

– 5 huevos (separar las claras de las yemas)

– 1 botecito de esencia de vainilla (unos 2 ml.)

– 250 grs de mantequilla

– 250 grs de chocolate  puro (60% cacao mínimo, recomiendo el de la marca Valor)

– 10-12 cucharadas de mermelada de albaricoque

 

Para la cobertura

– 200 grs de chocolate  puro (60% cacao mínimo, recomiendo el de la marca Valor)

– 250 ml de nata

– 1 botecito de esencia de vainilla (unos 2 ml.)

– 125 grs de frambuesas frescas

– 1 poco de azúcar glas

 

PREPARACIÓN

1.- Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.

2.- Batir la mantequilla (que ha de estar a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que quede una mezcla homogénea y pálida.

3. – Incorporar el chocolate que habremos fundido previamente al baño maría y mezclar bien.

4.- A continuación incorporaremos la vainilla y las yemas de huevo, una a una, y todo el rato sin dejar de remover, mezclando bien todos los ingredientes.

5.- Añadir la harina tamizada y mezclar de nuevo todo,hasta que todos los ingredientes estén bien ligados y el color sea uniforme.

6.- Batimos las claras a punto de nieve en un bol grande. Una vez listas añadimos un poco de la mezcla de chocolate y mezclamos con movimientos envolventes con una lengua de gato (no marear demasiado). Vamos incorporando el chocolate poco a poco con los movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado.

7.- Forrar un molde redondo con papel sulfurizado, o engrasar con un poco de mantequilla si se prefiere.

8.- Hornear unos 50 minutos, aunque probablemente requiera más calor. Ir pinchando el bizcocho con una brocheta para comprobar la cocción. Mi consejo es que más vale quedarse corto que pasarse, es decir, si queda un poco sin hacer por dentro es preferible a que se reseque en exceso. La masa obtenida es bastante consistente y lo que queremos es una mezcla bien homogénea.

9.- Sacar del horno, desmoldar, y una vez esté templado cortaremos el bizcocho por la mitad.

10.- Si nos ha quedado seco podemos hacer un almíbar calentando un poco de agua con azúcar, y pintar el bizcocho por dentro y por fuera para humedecerlo un poco.

11.- Poner en la mitad del bizcocho que forma la base un capa de mermelada de albaricoque, como de un cm o menos de espesor.

Cubrir con la otra mitad y poner por encima y por los lados otra capa de mermelada.

12.- Haremos la cobertura de chocolate llevando a ebullición la nata. Después añadimos el chocolate cortado en trozos y la esencia de vainilla, y mezclamos todo hasta formar la ganaché (debe ser de color marrón uniforme y tener un color brillante.

13.- Dejamos templar y vertemos sobre el bizcocho, procurando cubrirlo entero todo, lados incluidos. Lo ideal es ponerlo sobre una rejilla, y que escurra el chocolate sobrante sobre un plato.

14.- Una vez se haya enfriado distribuiremos por toda la superficie las frambuesas y espolvorearemos sobre ellas una pizca de azúcar glas, para contrarrestar un poco la acidez.

 

Y ahora a salivar con el resultado, a lo perro de Paulov 🙂 🙂

Tarta Sacher con frambuesas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s