Días 6 y 7: Boquete

Amanecemos de nuevo en Santa Catalina. Hemos querido evitamos las penurias de otro largo viaje en autobús (autobuses porque son 5) para ir a Boquete, así que contratamos un shuttle privado por 30$ finalmente que nos llevará de puerta a puerta del hotel. No lo tenemos reservado, pero nuestra idea será buscar sitio en el Hostel que organiza el shuttle, así nos evitamos la búsqueda que a veces se hace pesada.

Como sale a las 12, aprovechamos para dar un paseo hasta una playa de surf que hay a unos 20 o 25′ a pie. La verdad que merece la pena, está el día muy chulo y la playa tiene un bonito aspecto con la marea baja y la luz del sol reflejada en la arena.

El viaje transcurre bien, tranquilo. Son unas 5 horas que aprovecho para ponerme al día con el blog, cabecear un poco y ver los lindos paisajes de Panamá.

Llegamos como a las 17 y conseguimos habitación privada en Mamallena Hostel, el que organiza el shuttle. La verdad que el sitio está bien, así que para qué buscar más? Empiezo a odiar un poco los desayunos a base de pancake de sobre, que además te tienes que cocinar tú, y el café Aguado pero, es lo que hay, no se le pueden pedir peras al olmo.

Nos damos la típica vuelta de reconocimiento por el pueblo. Boquete es un precioso pueblo de montaña, rodeado de bosques nubosos, jungla, cafetales, colinas y abundante vegetación y pájaros de todas las clases. Hogar del famoso Quetzal, y de nutrido número de jubilados estadounidenses, también alberga el punto más alto de toda Panamá, el volcán Barú, con sus 3478m de altura.

Cayeron 4 gotas contadas, que para ser la estación lluviosa, es todo lo que nos ha llovido en todo el tiempo que llevamos aquí, así que de maravilla, cuanto menos barro en los caminos mejor, que otra vez se han quedado las botas de montaña en casa por todo el espacio que ocupan en la mochila.

Por la noche fuimos a cenar a un restaurante de comida internacional. La camarera nos dijo que en la parte de atrás tenían un patio muy animado, y al llegar allí lo que nos encontramos fue con un guateque de la tercera edad en toda regla. Decenas de jubiletas americanos pasándoselo churruqui con sus bailes y cubatas. Debimos bajar la media de edad en unos 40 años XD. El sitio estaba bien, comida chatarra pero buena. Creo que me comí la ensalada menos sana de la historia pero al menos probé algo de lechuga, que empiezo a tener mono de vegetales.

Y poco más, a la camita a nuestra hora habitual de antes de las 22, que mañana tenemos el sendero de los quetzales y viene con sorpresa (esto lo descubriremos mañana). 

Día 7: Sendero de los Quetzales

Pasadas nuestras 9 horas y pico reglamentarias de sueño, desayunamos y tiramos camino del bus que nos ha de dejar en la entrada del sendero, en el Parque Nacional volcán Barú. Son unos 35′ en el bus de alto Quiel desde Boquete, a 3$ el trayecto.

Una vez llegados, tenemos que pagar los 5$ de entrada al sendero y en marcha. Son 12 en total hasta Cerro Punta, pero si no haces el camino de vuelta tienes que coger un bus allí que va a hasta David y demora mucho la vuelta, por lo que nos recomiendan llegar a los 7 km, que es la medida oficial del sendero hasta un mirador, y dar la vuelta a Boquete. La ascensión desde este lado es más complicada porque es más cuesta arriba, aún así entramos confiados sin saber los tramos de auténtico infierno que nos esperan.

Se supone que debe ir con un guía, pero realmente no hace falta si no vas a ver pájaros y a empaparte bien de la fauna y flora local. Parece ser que se han extraviado varios turistas, aunque en mi opinión, el sendero no tiene demasiada pérdida salvo algún par de puntos confusos (y yo soy de las que se pierden, siempre).

El sendero es angosto en muchos tramos, embarrado y terroríficamente empinado en muchos puntos, con los odiosos tramos de interminables escalones (lo que me recordó en muchos tramos la subida al Cerro Chato costarricense). Es muy bonito porque discurre por mitad de la selva, y eso siempre es un plus de bonitez, pero la humedad es muy fuerte y vas todo el rato mojado.

Es una camino duro, bastante más de lo que esperaba. Unos 14 km de caminata que te llevan unas 6 horas (incluidas paradas para hacer fotos, agua, comer algún snack y recobrar aliento) y que tienen su recompensa con unas vistas espectaculares del valle, pero qué es exigente y no apta para todos los públicos. También puedes ver a los monos aulladores fácilmente, y si tienes suerte y unos prismáticos, al famoso quetzal.

Terminada la exhausta caminata estuvimos esperando alrededor de una hora esperando al bus que nos llevara de vuelta a Boquete (y muertos de hambre porque apenas comimos un par de minúsculas empanadillas resecas que daban más sed que alimentaban). Pero ese tiempo estuvo guay para hablar con el policía que estaba en la caseta de entrada y que nos dio mucha información sobre Panamá, senderos de trail, costumbres, fauna… Interesante!

Las tardes aquí siempre son más relajadas. Fuimos al super a comprar algo de comida para cocinar en el Hostel, ducha, cervezas y cena en garito de la zona con comidas de todo tipo.

A nuestro lado se sentó una pareja de señores de más de 60, ingleses, de esa clase de gente que quieres matar porque se quejan por toooooodo. Que si mi fin tónica no está como yo quiero, que si esta comida qué es, que sí háblame en Inglés, que si, que si… Mucho odio. Menos mal que aquí todo el mundo es mega amable y paciente, porque daban ganas de apretarles el cuello.

En fin, un ceviche de corvina que se está convirtiendo en una de mis comidas preferidas del mundo, unas arepas, 3 cervezas por barba y a las 22 duramente golpeados por el hombre del mazo y arrastrados por los brazos de Morfeo a su mundo de sueños. Good night!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s